“Cuerpo de mujer, sabiduría de mujer”

En el següent text, extret de llibre  de la Doctora Christiane Northrup, l´ autora ens parla de com la nostra societat, -encara amb fortes creences  patriarcals-  encara la visió de la salut assentada en un sistema d´ addiccions  dels que ens hem de lliurar si volem sanar qualsevol malaltia o patró malaltís repetitiu.

La relació amb el nostre cos,  la seva salut, i especialment la nostra relació amb “la malaltia” està ben arrelada  als  “Disc dur” del nostre cervell. Davant la malaltia,no acostumem a  qüestionar què està passant dins nostre i decidim  “externalitzar” les causes, i el que és pitjor, la responsabilitat de la curació

cuerpo de mujer sabiduria de mujer

Creencias fundamentales del sistema adictivo

Te animo a hacer un intento por comprender de qué modo participas en la sociedad adictiva. Cuando tomes más conciencia de tu papel en este bucle de interacciones, mejorará tu salud como persona y nuestra salud como sociedad. Comprueba si te suenan las siguientes descripciones, que pueden servirte para ser más consciente de tu cuerpo y de tus problemas de salud:

1ª creencia: la enfermedad es el enemigo

La sociedad eleva los valores de la destrucción y la violencia por encima de los valores del sustento y la paz. Sólo hace falta mirar lo que gasta nuestra sociedad en armamento y defensa para ver dónde están sus valores. (…)

En consecuencia el sistema médico establecido explica nuestro cuerpo no como un sistema diseñado homeostáticamente (homeostasis= equilibrio) para tender a la salud, sino más bien como una zona en guerra (…)

Creo que la predilección médica moderna por los medicamentos y la cirugía para tratar la enfermedad forma parte del enfoque agresivo patriarcal, o adictivo, de la enfermedad. Aquello que es natural y no tóxico se considera inferior a la “artillería pesada” de los fármacos, la quimioterapia y la radioterapia. Se hace caso omiso de los tratamientos naturales no farmacológicos que producen beneficios bien estudiados y documentados. Se denigran los tratamientos que ofrecen cuidados complementarios, y los estudios que demuestran su valor. (…) El sistema adictivo subordina el cuerpo al cerebro y a los dictados de la razón. Con frecuencia nos enseña a no hacer caso del cansancio, del hambre, de la incomodidad o de nuestra necesidad de cuidados y cariño. Nos condiciona a considerar el cuerpo como un adversario, sobretodo cuando nos da mensajes que no queremos oír. Sin embargo el cuerpo es el mejor sistema sanitario que poseemos, si sabemos escucharlo.

 

2ª creencia: La ciencia médica es omnipresente

Estamos socialmente condicionados a acudir a los médicos cuando estamos preocupados por nuestra salud y por nuestro cuerpo. Se nos ha inculpado el mito de los dioses médicos, que los médicos saben más que nosotros sobre nuestro cuerpo, que el experto tiene la cura (…)

La propia medicina tiene un enfoque muy patológico. Los científicos rara vez estudian a las personas sanas, y cuando personas que sufren alguna enfermedad crónica o mortal se recuperan completamente, desafiando los pronósticos médicos estadísticos, los profesionales de la salud suelen creer que sus diagnósticos estaban equivocados en lugar de investigar por qué esas personas se han recuperado tan bien. (…)

Los médicos piden muchos análisis y exámenes porque temen no estar seguros. Se les enseña a comportarse como si fuera intolerable no estar seguros. Cuanta más información tienen, más confiados se sienten de la validez de sus diagnósticos, aún cuando la confianza en su información no esté justificada. Los pacientes, por su parte, se sienten igual de incómodos con la incertidumbre de su médico. Desean saber las cosas de un modo absoluto. Por ejemplo, cuando mis pacientes me preguntan acerca del herpes genital, quieren saber: “¿Cómo lo cogí?”, “¿Cómo sé si no se lo voy a contagiar a alguien?”. Es absolutamente imposible contestar a estas preguntas con una certeza absoluta.

3ª creencia: El cuerpo femenino es anormal

La sociedad ha condicionado a las mujeres a pensar que su cuerpo es esencialmente sucio, que requiere una constante vigilancia de su limpieza y su “frescura” para no “ofender”. (..)

Esta denigración del cuerpo femenino ha sido la causa de que muchas mujeres tengan miedo de su cuerpo y sus procesos naturales  o sientan repugnancia por ellos. (…)

Tanto entre los profesionales de la salud como entre las propias mujeres se ha convertido en norma habitual considerar enfermedades que precisan tratamiento médico incluso funciones corporales tan naturales como la menstruación, la menopausia y el parto. Da la impresión de que la actitud de nuestro cuerpo es un accidente a la espera de ocurrir se interioriza desde muy temprano, y esto dispone el escenario para la relación futura de la mujer con su cuerpo. Dado lo que se nos enseña, no es extraño que la mayoría nos sintamos mal preparadas para relacionarnos con –y confiar en- nosotras mismas. Nos han “medicalizado” el cuerpo desde antes de que naciéramos.

Nuestra cultura teme todos los procesos naturales: nacer, morir, sanar, vivir. (…)

Dado que nuestra cultura venera la ciencia y cree que es “objetiva”, pensamos que todo lo que lleva la etiqueta de científico tiene que ser cierto. Creemos que la ciencia nos va a salvar. Pero la ciencia, tal como se practica en la actualidad, es un edificio construido con todos los prejuicios del sistema adictivo en general. En realidad no existe el dato totalmente objetivo; el sesgo cultural determina qué estudios merecen continuarse y cuáles han de dejarse de lado. Nadie es inmune a esta conducta. Todos tenemos “vacas sagradas”. (…)

Muchos de los procedimientos que se realizan diariamente en el cuerpo femenino en particular no se basan en absoluto en datos científicos, sino que tienen su raíz en los prejuicios contra la sabiduría y el poder curativo innatos del cuerpo. (…)

 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

w

S'està connectant a %s